mi vida no es perfecta…

Hace ya un tiempo publiqué este vídeo. El motivo fueron las redes sociales. Había abierto una cuenta en Instagram y desde mi ignorancia y poca pericia no veía muy claro la utilidad de la misma. Al cabo del tiempo de usarla y subir fotos “ideales” me empezó a entrar una especie de pudor con lo que tenía en mi cuenta y una idea empezó a merodear por mi mente: tengo que dejar claro, ¡por si acaso!, que mi vida no es perfecta. De ahí vino la idea de hacer el vídeo.

Vídeo que, por otro lado, al subirlo a las redes en cuestión, se cortó al minuto y medio, dejando sin posibilidad de visualizar la totalidad el mismo, su final. Ese es uno los motivos por lo que lo vuelvo a mostrar una vez que lo he subido a YouTube.

Otro de los motivos por lo que lo vuelvo a compartir es la cantidad de comentarios de apoyo que suscitó, ya que, sin ver el final, muchas personas consideraron que me encontraba bajo anímicamente, idea que no contradigo, y me escribieron con generosidad y prontitud. Generosidad y amistad que quiero agradecerles desde aquí con todo mi corazón. De todas ellas, uno me llamó la atención, y es el que voy a reproducir. Me lo mandó Arantza Alcibar, un alma libre, una diosa, que conozco hace unos años, que hace tiempo trabajo con ella y que, sobre todo, hace tiempo aprendo de ella. Arantza me ha dado permiso… también su cariño… aquí tenéis lo que me escribió. Espero que lo disfrutéis como yo disfruto de ella.

Hola Roge, he visto en Facebook el vídeo que has colgado. Querido primo, amigo y maestro… creo que sí que tu vida es perfecta porque es la que te permite estar aquí, ahora y avanzar. Sin embargo, creo que tenemos la idea de perfección como falta de dificultades. Atendiendo a esta premisa, por supuesto incumplida en nuestras vidas, podemos sentirnos incompletos, frustrados, desilusionados, deprimidos e incluso enfermos. Poniendo en práctica lo que hemos ido aprendiendo por el camino (¡tú estás a galaxias de mí!!!), aun así, me parece que, en la primera o segunda lección del libro de la vida, ponía que las dificultades son nuestras oportunidades de aprendizaje.

Te he sentido triste, especialmente vulnerable…. Quizá sólo sea el atrevimiento de la ignorancia, o la emisión de un juicio egoico, lo que me llevan a decírtelo.

Me encanta tu generosidad al plantarte delante de una cámara y desnudarte como lo haces.

Disfruta de los amaneceres, de las comidas en buena compañía, de tus idas y venidas y de cada oportunidad que la vida te conceda. Personalmente, te diré que disfruto de esos amaneceres que compartes y que, a mí, por ahora y desde hace ya demasiados años, me son imposibles de vivir saboreándolos en un paseo que los acompañe. Por favor, no dejes de compartirlos y, cuando lo hagas, por un mínimo instante, piensa que me lo estás regalando a mí y, seguramente, a muchas personas que no tienen oportunidad de hacerlo.

Te tengo presente, te quiero y te admiro. Un abrazo Roge.

Como veis nuestras vidas no son perfectas, pero es un gusto vivirlas y que son las nuestras. Como me decía un amigo…

Estamos aquí para ser felices… ¡¡¡no te distraigas!!!

 

 

Anuncios

elolvidoqueseremos – manifiesto

 

  Manifiesto: “Escrito breve que un grupo o movimiento político, religioso, filosófico, artístico o literario dirige a la opinión pública para exponer y defender su programa de acción considerado revolucionario o novedoso con respecto a lo establecido anteriormente.”

Cuando en la Universidad la Doctora María del Carmen Alonso Pimentel nos hablaba de Las Vanguardias siempre hacía referencia a sus manifiestos, a la declaración de intenciones que como grupo hacían y que incluía aquello a lo que se comprometían. Yo quiero hacer algo parecido.

Este blog está pensado y creado para expresarme más allá de lo que mis áreas de conocimiento e investigación aconsejarían como oportuno y conveniente.  Lo he creado para hablar de cómo entiendo algunas cosas de la vida… también de las que no entiendo. Este blog está escrito para compartir.

Y como está creado para que yo sea todo lo libre que me deje ser, y con la paradoja de que no es un escrito mío, como ideario os dejo un poema de Mario de Andrade, Golosinas. Cuando lo leí me pareció que resumía mi realidad. Me lo pasó hace unos días una de esas personas buenas que tienes la dicha de encontrarte por la vida: Arantza Alcibar, una diosa.

 

MI ALMA TIENE PRISA

Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora…

Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a manipuladores y oportunistas.

Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares

, talentos y logros.

 

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.

Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa…

Sin muchos dulces en el paquete…

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír, de sus errores.
Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora.
Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas…
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Sí… tengo prisa… por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan…
Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Tenemos dos vidas y la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una.

 

Poema ‘Golosinas’- Mario de Andrade – Brasil, 1893-1945